Intervención del Senador Eleuterio Fernández Huidobro del MPP, en la gira Pueblo a Pueblo del Frente Amplio, que recorrió este jueves localidades de los departamento de Rocha y Treinta y Tres.
El legislador se refirió a las irregularidades en ANCAP y la infantilización de la pobreza.

“Yo vengo a este acto hediendo a petróleo porque Nin y otros senadores, compañeros y compañeras, me metieron a trabajar junto con otros poquitos senadores del Frente Amplio y del encuentro en la comisión investigadora de los negocios que ANCAP hizo en Argentina.
Y vengo hediendo a petróleo porque hace 6 meses que estoy enterrado, inundado de papeles, averiguando quien fue que metió la mano en la lata.
Vecinas y Vecinos, hemos terminado el trabajo, los papeleríos y las pruebas, nos ayudaron una cantidad enorme de compañeros y compañeras en una labor francamente detectibesca, incluso en otros países del mundo nos dieron una mano y la papelería debe caber en una camioneta o se precisa un camión para llevarla.
Les quiero dar la mala noticia de que cuando en este país hay tanta tragedia, tanta empresa fundida, tanto desocupado, tantas inasistencias, se despilfarraron 200 millones de dólares, varias veces el presupuesto del INAME, 3 veces el presupuesto del Palacio Legislativo, 200 millones de dólares bajo el gobierno de Don Julio María Sanguinetti hace bien poco.
Vengo hediendo a petróleo y vengo también de terminar con los compañeros estas conclusiones que van a ir a parar a la justicia para que los señores jueces averigüen que delitos hubo y quién los cometió porque nosotros apenas si somos senadorcitos y no jueces.
Algunos que estuvimos en la cárcel y de la cárcel vinimos al senado, mucho más digno que irse del senado a la cárcel como muy probablemente le vaya a pasar a alguno.
Con rabia y también con dolor, escribir esa denuncia, pensando en muchas cosas, y hace dos domingos una convención del Partido Nacional donde una posición mayoritaria decidió irse del gobierno, abandonar los Ministerios.
Un gran dirigente del Partido Nacional en los pasillos del senado recién salido de esa convención me dijo senador, los desteté.
Estaban prendidos a la teta del estado que son como 4500 millones de dólares y los desteté.
Miren compañeros les digo, aseguran 5 ministros y 65 cargos de confianza, no, eran como 700 entre pases en comisión y contratos de obra.
Están destetados, pero ya se están prendiendo otros a las mismas tetas.
Las tetas de la patria, la sangre de ustedes, dice Tabaré en nuestro sexto capítulo de la estrategia social, y de la emergencia social podríamos hablar de los enfermos sin asistencia, de los viejos que cobran jubilaciones increíblemente bajas, podríamos hablar de los desocupados, de los marginados, de los veinte mil uruguayos que se fueron en estos pocos meses que van del año rumbo a otros países con sus hijos.
Y yo voy a hablar de la emergencia social y de lo que para mí es lo peor o lo más importante.
Los 250 mil niños, la mitad de la infancia uruguaya que emigró también, una gran delegación, un gigantesco éxodo del pueblo Oriental, me los imagino a esos gurisitos solos, los mas grandesitos llevándole el cochecito a los recién nacidos y los bebés.
250 mil a lo largo de la patria emigrando abajo de la línea de la pobreza, emigrando no a Europa ni Estados Unidos, ni a Australia ni Canadá, y niños todos, la cosa más débil y más sagrada de la patria, emigrando hacia abajo de la línea de la pobreza.
Una verdadera bomba de tiempo para nuestro país, un aparato de relojería con las consecuencias de que la mitad de la población del futuro sienten las consecuencias e imagínenselos aquí.
Y piensen en esto, en el año 90-95 el INAME, sigamos hablando de los niños, siempre dije y con el mayor respeto para los católicos, que a los Diez Mandamientos le faltaba uno, junto a aquel que dice Honrarás a tu padre, no robarás, falta uno que tendría que haber dicho y procuren incluirlo Honrarás a tus hijos.
Un país que no honre a sus hijos, ser humano que no honre a sus hijos está desobedeciendo la ley de Dios.
En el año 95 había 20.000 gurisitos abandonados, saben cuantos hay hoy, apenas 5 años después, 40.000.
Uno por día está emigrando con este tete, con el cochecito empujado por otro, hasta 40.000, casi el Estadio Centenario lleno de hijos de la patria abandonados.
Yo pregunto, señor Ministro, responsable de esta emigración, ¿quién les va a dar la mamadera ahora de mañana o de tarde?, señor Embajador, señor General, ¿quién les cambia los pañales a esa niñez abandonada de esta patria?.
Cada vez que se hagan caca o que se meen, ¿quién?.
¿Dónde van a ir a parar si son 40.000 esas 160.000 sílabas geniales de ese idioma castellano que dicen papá y mamá?.
¿A dónde carajo van esas palabras?, ¿a dónde mierda van esas 160.000 sílabas que nos duelen en el alma Señor Presidente?.
Yo los convoco a todos ustedes y a los que no están acá y están oyendo, vamos a juntarnos para destetarlos a todos estos y en todo caso vamos a prender a la teta de la patria a los gurises que son los que más se lo merecen.
Gracias”.