26.03.2012

Como es bien sabido, en Uruguay es irremediablemente Lobisón todo séptimo hijo varón. Entonces, los viernes de luna llena (y no cualquier otro día, como algunos parlamentarios de Derecha alegan) se transforma en perro grande y malvado, o en chancho grande y peor todavía, y sale a perpetrar maldades nocturnas hasta que amanece el sábado. Seguir leyendo “Gravísimo error”

Anuncios