“Me quedo un poco solo. Estos son los momentos en que quisiera poder creer que hay otra vida y otros encuentros como siempre”, dijo José Mujica sobre Fernández Huidobro, al borde de las lágrimas.
José Mujica se quebró de emoción hoy al recordar a Eleuterio Fernández Huidobro en su audición por M24, tras la muerte del ministro de Defensa esta madrugada.

“La vida tiene sus avatares y hay dolores que han golpeado íntimamente y hay días en que uno tiene ganas de poner el corazón debajo de un zapato. Se nos ha ido un viejo compañero, de esos que quedan amojonados en el andar de la vida. Compañero de sueños y utopías desde los años cuasi juveniles en que creíamos que un mundo mejor estaba cerca, en que lo mío y lo tuyo no nos separara”, comenzó.

“Compañero de siempre, te fuiste llenándote de dudas, cicatrices, madrugándote en ausencias con anhelos y muchas esperanzas pisoteadas Compañero con alegrías y jocosidades en medio de la soledad y la tragedia, y siempre dispuesto a continuar por nuevos caminos y nuevos andares y nuevos molinos de viento, tratando de hacer algo por un mundo mejor”, continuó.

“Compañero que no aceptaste la gloria y la paz de los guerreros ni del triunfo ni la derrota. Yo sé perfectamente lo que pensabas y vaya que muchos del medio constreñidos en su pobre humanidad no podían entenderte. Tanto fuego de soledad finalmente te hizo pensar lo mismo, lo propio que pensó Mandela: hay que liberar al oprimido pero también al opresor, porque la verdadera justicia es un mundo mejor con otros valores”, dijo el ex presidente.

Finalmente, se le quebró la voz con su despedida. “Me quedo un poco solo, con tu recuerdo, con las interminables tertulias para arreglar el mundo. Estos son los momentos en que quisiera poder creer que hay otra vida y otros encuentros como siempre: hasta siempre, Ñato”.

 

Publicado en “Montevideo Portal” el 5 de agosto de 2016.

 

 

 

Anuncios